(Tiempo estimado: 1 minuto)

Hay cuatro estados mentales que debemos aprender a gestionar para así afrontar con garantías una sesión de shibari en la que busquemos profundizar y ahondar en el conocimiento mutuo.

  • La sorpresa, como el instante que el cerebro necesita para procesar lo que esta sucediendo en ese instante, se presenta cuando nos encontramos con algo desconocido
  • El miedo que paraliza y anula la capacidad de reacción. Siempre presente, en mayor o menor medida cuando se genera una situación de desequilibrio de poder
  • La duda, como el tiempo que nuestro cerebro tarda en entender y descifrar lo que sucede. Si la persona que ata duda, la persona atada tomará el control de la situación, inclinando la balanza de poder en su favor.
  • La vacilación, el conflicto entre acción e inhibición. La vacilación muestra vulnerabilidades de forma que la persona que vacila queda expuesta.

Consejos especialmente indicados para las personas que atan, pero válidos para ambos

En el Curso ONLINE de Introducción al Shibari Erótico damos herramientas de gestión emocional para entender estas situaciones y resolverlas de forma adaptativa.


Shibari Shikai (4 cosas a evitar) 縛り四戒